jueves, 22 de marzo de 2012

Torrijas de leche / Milk "Torrijas"


La Semana Santa está a la vuelta de la esquina y con ella ¡¡las torrijas!!. Soy una fan incondicional de este dulce y no entiendo por qué lo limitamos solo a Semana Santa cuando los ingredientes se pueden encontrar a lo largo de todo el año. Además son la escusa perfecta para reciclar el pan duro. Solo hace falta cortarlo y meterlo en una bolsita y cuando ya tengas suficiente hacerlas (tampoco lo dejéis durante más de 4 días).
Como cualquier dulce de toda la vida hay mil y una formas de elaborarlas: con leche, con miel, con vino... y las cantidades varían en función a cada casa. En la mía, que somos seguidores de las de leche, una vez hechas las separamos en dos recipientes, uno donde se quedan las torrijas tal cual salieron de la sartén y otro al que echamos aun más leche,eso si, ambas espolvoreadas con bien de azúcar y canela.

INGREDIENTES:
  • 1 barra de pan duro (también podéis comprar pan de torrijas pero eso ya os limitará la temporada torrijera :P)
  • 1 1/2 litro de leche
  • Azúcar (5 cucharadas + para cubrir)
  • Canela en polvo (1 1/2 cucharadas + para cubrir)
  • 1 canela en rama
  • 4 huevos
  • Aceite para freir

Partid el pan duro en diagonal, en rodajas de unos 3cm de grosor. En un cuenco grande (interesa uno que tenga la base lo más grande posible) verted la leche y la rama de canela y calentad en el microondas (no es necesario que hierva pero si que esté lo suficientemente caliente como para que el azúcar se disuelva). Agregad las 5 cucharadas de azúcar y las cucharada y media de canela y removed bien hasta que el azúcar esté completamente disuelta. Si no tenéis microondas, haced este paso en un cazo.
En un plato hondo batid los huevos. Sumergid las rebanadas de pan en la leche hasta que estén bien blandas (giradlas para aseguraros que se mojan bien por ambas caras). Mientras se va reblandeciendo poned en una sartén grande 4cm de aceite a calentar. Cuando estén muy blandas, con ayuda de una espumadera, escurrid un poco el exceso de leche y  pasadlas al huevo. Rebozad bien en el huevo y, cuando la sartén esté bien caliente freidlas. Esperad un par de minutos antes de girar. Tienen que tener un color tostadito sin que estén chamuscadas. El huevo irá soltando unos hilillos según las metáis a freir, que os recomiendo vayáis quitando entre tanda y tanda para que no se os requemen. Cuando las saquéis de la sartén, dejad sobre un colador para que suelten el exceso de aceite y pasadlas al recipiente final. Mezclad en un botecito azúcar y canela y espolvoread bien por encima de las torrijas.
A partir de aquí quedará en vuestras manos lo de ser capaces de esperar hasta que estén templadas y comeros solamente una! :P
¡Que tengáis una buena Semana Santa!
_________________________________________________________

Holy Week is just around the corner and with it the "torrijas"!!
I'm a huge fan and I don't understand why we only make them during this period when ingredients can be found all year round. Besides, it's the perfeect way of recycling your stale bread. You just have to cut it and store it in a bag untl you've got enough to make them (don´t keep the slices for longer than 4 days).
As any traditional recipe there are a thousand and one ways of making them: with milk, honey, wine... and each house has it's own recipe. At my house, were we prefere milk torrijas, once fried we separate them in to containers, both sprinkled with sugar and cinnamon but one keeps them as they come out of the pan, and on the other we pour some more milk.

INGREDIENTS:
  • 1 stale bread
  • 1 1/2 l milk
  • Sugar (5 tablespoons + to sprinkle)
  • Powdered cinnamon (1 1/2 tablespoons+ to sprinkle)
  • 1 cinanamon stick
  • 4 eggs
  • Oil to fry (olive oil)

Cut your bread diagonaly into 3cm thick slices. In a big bowl (use one that has a widet base) pour the milk and cinnamon stick and heat in the microwave (it's not necesary that it boils but it has to be enough hot to asure that the sugar dissolves). Add the sugar and the powdered cinnamon and stir until the sugar is compleatly dissolved. If you don't have a microwave heat the milk in a pan and then put it into the large bowl.
Beat the eggs. Dip the bread slices in the milk until it's all well soaked (turn them around to make sure both sides are soft). While you've got the slices in the milk, start to heat 4cm of oil in a pan. Once the bread is compleatly soft, helping yourselves with a skimmer, press slightly the bread so the excess of milk comes out, and put them into the eggs. Coat in egg and, once the pan is hot, start to fry them. Wait for a couple of minutes before turning them around. They have to be brown without burning them. The egg will start to form threads in the oil ad you put the bread in the pan, so try to take them out to avoid them from burning and passing te flavour to the oil. When you get them out of the pan put them over a sieve to let out the extra oil and put them in your final container. In a small jar mix some sugar and cinnamon and sprinkle it over the torrijas.
From this moment on it's in your hands beeing able to wait until they have stop burning or only eating one :P!.
Have a nice Easter!

2 comentarios:

miguel dijo...

yo suelo acompañar con una compota de manzanas...

por cierto la última vez eché la leche fria y me salieron más compactas...

thanks R!

Rit dijo...

Thanks a ti por escribir :)
Las torrijas están buenas de cualquier forma... y se las puede acompañar de mil y una cosas: compota, fresas, helado,etc.